Entendiendo el Trauma Vicario: Causas, Síntomas y Estrategias de Tratamiento

Introducción al trauma vicario

El trauma vicario, también conocido como fatiga por compasión o trauma secundario, es un estado de tensión y pre-ocupación que se experimenta por identificarse con personas que han atravesado una experiencia traumática.

¿Quiénes son afectados?

A menudo se manifiesta en profesionales de ayuda que trabajan con individuos que han vivido experiencias adversas, como terapeutas, médicos, trabajadores sociales, bomberos, paramédicos o cualquier persona que esté en contacto regular con traumas severos.

Signos y síntomas del trauma vicario

Síntomas físicos y emocionales

  • Agotamiento
  • Insomnio
  • Sentimientos de desesperanza o de estar abrumado
  • Disminución de la productividad
  • Sensación de impotencia

Efectos cognitivos

  • Dificultad para concentrarse
  • Pensamientos obsesivos sobre la traumática vivida por la víctima

Manejo del trauma vicario

Autocuidado es esencial para prevenir y manejar el trauma vicario. Esto incluye equilibrar adecuadamente el trabajo y la vida personal, adoptar estrategias de afrontamiento saludables y buscar apoyo cuando se necesita.

Consideraciones finales

El reconocimiento y la atención del trauma vicario son esenciales para mantener la salud y la eficacia de los profesionales de ayuda, y por extensión, la calidad de la atención brindada a las personas que han vivido experiencias traumáticas. Es vital que trabajemos para eliminar el estigma que a menudo acompaña a la salud mental y psicológica en nuestros campos profesionales y culturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *